Blog de Decineporlahistoria

LA CHICA DEL TREN

Aprovechando la fiesta del cine de este otoño, me acerqué a Nassica a ver "La chica del tren" con ciertas precauciones. Había intentado leer la novela en que se basa y tuve que dejarla por diversas circunstancias, siendo la principal el hecho de que se me estaba haciendo algo pesada. Quizá porque no me encontraba en el momento adecuado para leerla o quizá porque este tipo de novela tan introspectiva amenazaba con llevarme a un ejercicio de reflexión muy por encima del estado de ánimo con que la abordaba. Lo cierto es que no la terminé, pero dado que el argumento si me parecía interesante decidí acudir a ver su adaptación cinematográfica. Del director Tate Taylor vimos no hace mucho (2011) "Criadas y señoras", película nominada a tres premios Óscar, aunque sólo obtuviera uno, el de mejor actriz de reparto, que recayó en Octavia Spencer. La historia no me emocionó porque es poco más que una anécdota brillantemente envuelta con una puesta en escena bastante redonda, pero gustó, se llevó una buena taquilla y, en lo que a mí respecta, me sirvió para reafirmar mi adhesión a dos magníficas actrices en plena progresión: Emma Stone y Viola Davis. Más la segunda que la primera, a quien sigo desde que apareciera en la serie de telefilmes protagonizados por Tom Selleck y que llevan por título genérico Jesse Stone.

Pero volvamos a "La chica del tren". Supongo que al guionista Erin Cressida Wilson le costó un triunfo convertir en imágenes un texto tan difícil, pero he de decir que en buena parte, lo consiguió, aunque a los espectadores resulte algo desesperante, pues más de la mitad del metraje asistimos a un carrusel de idas y venidas centrado en un episodio que tiene como único testigo a una alcohólica, con serias dificultades para recordar lo que vio. Mientras la cámara nos va desgranando la vida de tres mujeres, unidas por el pasado y por la mirada de la protagonista desde el tren y desde su alcoholismo. Los personajes masculinos son poco más que de apoyo y por eso me resultó atractiva la película, porque siempre suele ocurrir al revés. Ni los maridos, ni el terapeuta de una de ellas tienen peso y ni por supuesto el acompañante policía de la detective que lleva el caso. Es pues una película de mujeres hecha para todos los géneros humanos: la autora de la novela original es una mujer, Paula Hawkins; la guionista también lo es, al igual que la directora de fotografía Charlotte Bruus Christensen. Lo que no sé es porque dejaron el proyecto en manos de un hombre Tate Taylor al que le cuesta seguir a la protagonista (una siempre eficaz Emily Watson) dejando que sean sus ojos los únicos que interpreten. Mayor interés se toma con los otros personajes femeninos, como el que encarna Rebeca Fergusson (una madre que ha roto el matrimonio previo de su marido) o el más comprometido defendido con suficiencia por Haley Bennet (una hermosa joven con un pasado terrible). 

En cualquier caso, y pese al problema de presentarnos la historia con una narrativa tipo puzle, la película va ganando en intensidad poco a poco hasta que empiezan a cuadrar las piezas y todo resulta más fácil de seguir, pero hay que tener la suficiente paciencia para esperar, porque los giros de guión y, dicho sea de paso, alguna que otra trampa, son bastante tardíos y nos hacen pensar que la historia va por otros derroteros que el que verdaderamente nos interesa: la desaparición de una de las tres mujeres.

La película me gustó. No es redonda, no es una gran película, pero está bien interpretada, bien fotografiada, con una puesta de escena decente (el tren pasa por el mismo lago que en "Con la muerte en los talones" y eso se agradece), el protagonismo recae en tres mujeres de vida problemática que intentan sobrevivir como pueden en un mundo hecho a la medida del hombre. Si alguien espera ver un thriller que escoja otro film, porque "La chica del tren" no es exactamente un thriler -y si esa era la pretensión de la autora de la novela y del director, tendré que decirles que lo intenten de nuevo-, es más bien una excusa para mostrarnos a tres mujeres en una encrucijada vital, esa es al menos mi lectura de la película. 

CALIFICACIÓN:     


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: